Un agente de la DEA también chuzó los celulares de los narcos colombianos

Al parecer, el agente de la DEA Alex N. habría entablado relaciones con miembros de las autoridades colombianas, entre ellos un cuestionado coronel en retiro que ocupó importantes cargos “en la Dijín y el Gaula”, de acuerdo con Semana.

Agentes de la DEAEste agente de la DEA, perteneciente a la brigada antidrogas, habría montado una alianza con un excoronel de la Policía Nacional colombiana para interceptar las comunicaciones de los traficantes.

El objetivo sería realizar chuzadas telefónicas a las personalidades más destacadas del narcotráfico colombiano.

Luego de conseguir los datos personales, el agente de la DEA entraba en contacto con el excoronel para darle las órdenes pertinentes. Con esa valiosa información en sus manos, los señalados pasaban a ubicar a sus objetivos y luego procedían a extorsionarlos a cambio de no procesarlos o entregar la información de, por ejemplo, dónde viven, a sus enemigos.

De no acceder los terminaban delatando con la autoridad o con sus rivales.

Este caso, que se suma al que otros agentes de la DEA protagonizaron por fiestas con prostitutas y regalos de ‘narcos’, no fue ventilado en el reciente escándalo de la organización antidrogas, y no está claro “si los jefes de la DEA sabían o investigaron este último hecho.

Los escándalos que involucraron a agentes de la DEA obligaron a la renuncia de su directora Michele Leonhart, la primera mujer que ocupó ese cargo por más de ocho años.

 

Agentes de la DEA participaron en orgías pagadas por los narcos de Colombia

agentes de la DEAAsí lo ha confirmado un informe del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que señala que varios agentes de la DEA -agencia antidrogas estadounidense- participaron en ‘fiestas sexuales’ con prostitutas facilitadas por un cartel de narcotraficantes colombianos.

La DEA, la principal agencia antidrogas del mundo, se enfrenta a un grave problema: la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia de Estados Unidos (OIG) publicó un informe con las conclusiones de la investigación, afirmando que miembros de varias agencias federales estadounidenses -entre ellas la propia DEA o el FBI- habían participado en orgías y bacanales a costa de un cartel del narcotráfico colombiano.

Los estadounidenses implicados aseguran que creían que las fiestas eran organizadas por un policía local con el que solían trabajar. Dicho policía además afirmo que los agentes de la DEA también recibían regalos, dinero y armas de parte de ese cartel colombiano.

Esas fiestas -según ese policía- se hacían en los apartamentos alquilados por los agentes de la DEA en La Heroica.

“La verdad, yo no vi que narcos pagaran las fiestas. En ocasiones hacíamos la tradicional ‘vaca’. Pero sí había un grupo que logró mucha cercanía con un narcotraficante en especial”, contó.

Según él, se trataba de Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño, aquel narco que pasó de ser el empleado de una gasolinera a ser uno de los jefes del poderoso cartel del Norte del Valle.

“Hubo un grupo de agentes de la DEA que llegó a tener mucha cercanía con él en desarrollo de un frustrado proceso de sometimiento. Los de la DEA se veían con él en Antioquia y otros lugares y de un momento a otro comenzaron a recibir regalos. La relación se volvió íntima entre ellos”, explicó.

La investigación comenzó después del escándalo suscitado cuando agentes del Servicio Secreto, la agencia que se encarga de la seguridad del presidente, estuvieron con prostitutas en vísperas de la visita de Barack Obama a Cartagena.

El reporte relata otros “comportamientos sexuales inadecuados” en diferentes agencias de seguridad, como insinuaciones sexuales no deseadas, las relaciones entre instructores y estudiantes, supervisores y subordinados.