Diomedes Díaz: Parranda, excesos y mujeres

La historia y secretos de la vida de Diomedes Díaz, el Cacique de la Junta, están siendo revelados en cada capítulo de la popular novela del canal de la televisión colombiana RCN.

Diomedes Díaz: Parranda, excesos y mujeres

Su vida con las mujeres está señalada por las paradojas: el gozo y la mortificación, la caricia y la eterna parranda. Las mujeres han sido la materia prima de su canto y la ponzoña de su alma. Ellas determinaron su ascenso y su caída, como el propio Diomedes Díaz decía en su canción ‘Parranda, ron y mujer’

Yo gozo mi vida y otro que la sufra
porque con lamentos no se gana nada (Bis)

Soy como me hizo mi mama yo hago lo que a mí me gusta
aunque la gente critique mi vida desordenada (Bis)

Patricia Acosta fue la primera en su vida es la única que puede contar la vida del cantante, ya que mientras ella lo acompañó, él estuvo exento de protagonizar esos escándalos terribles que, en los últimos años, avergonzaron a su familia y enlutaron a varias personas inocentes como la muerte de Doris Adriana Niño en Bogotá. Ella solo puede hablar de las cosas buenas que le pasaron mientras vivieron juntos.

“Así es como vivo yo/ cantando, gozando, trabajando y mujereando”.

De ahí que se le atribuya la paternidad de 28 hijos reconocidos que tuvo con 11 mujeres: Martina ‘La Negra’ Sarmiento, Berta Mejía, Patricia Acosta, Beatriz Elena ‘La Nena’ Franco, Rosmery Rodríguez, Oscari Guerra, Yolanda Rincón, Alix Ramírez, María Niño, Betsy Liliana González y Luz Consuelo Martínez.

(Ver: “Las mujeres de Diomedes Díaz: Patricia Acosta y otras musas“)

Para sus colegas, en cambio, no es solamente el mayor referente del género vallenato, sino también un gran amigo que siempre los respetó y valoró su talento.

Los ingredientes para el éxito de la telenovela de Diomedes Díaz parecen estar todos ahí: una historia basada en la vida de uno de los artistas más populares de Colombia, canciones que ya son parte de la banda sonora personal de millones de sus compatriotas y polémica. Mucha polémica. El tema es que, para muchos, Diomedes Díaz, además de un gran cantante, también simboliza algunas de las peores cosas de Colombia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *